jueves, 1 de junio de 2017

Rogue One: Una historia de Star Wars




ROGUE ONE: Una historia de Star Wars

Y por fin hemos visto Rogue One, la historia del equipo que extrajo los planos de la estrella de la muerte y así poder encontrar la vulnerabilidad que más tarde aprovechó Luke para destruirla.

Cronológicamente nos encontramos antes de la primera película de la trilogía original, es decir el episodio IV Una nueva Esperanza, en la que Leia Organa es atacada mientras viaja con los planos de la Estrella de la Muerte y Luke Skywalker descubre el futuro que tiene por delante.

Para ser sinceros no se muy bien por donde empezar, como buen fan de Star Wars la película me ha encantado, además tiene un aire muy parecido a las películas originales.

Vamos a empezar por el elenco multiracial y bastante acertado, en la galaxia hay miles de razas extraterrestres y de humanos aún más, huyamos del concepto de héroe blanco caucásico.

Aquí no hay héroes, hay una mujer y algunos hombres que tienen que cumplir una misión, pero no son soldados, ni han nacido para esto, simplemente alguien tiene que hacerlo.

Felicity Jones a la que ya vimos en Hysteria (la historia sobre la invención del "consolador") y más recientemente en Un Monstruo viene a verme o la Teoría del todo, brilla en el papel de Jyn Erso, hija de un ingeniero retirado del Imperio, al que vuelven a reclutar para construir armas.
Al principio la utilizan para llegar a su padre, pero termina liderando el ataque a las playas de la paradisiaca Scarif 

Cassian Andor (Diego Luna) es un agente de la resistencia que hace lo que haga falta para subsistir y ayudar a la rebelión. Destacar el acento mexicano que no esconde en la versión americana, una lastima no haberla incluido en la versión española, buscando a algún actor de doblaje de su mismo país.

Chirrut Îmwe (Donnie Yen) un "monje" ciego que tiene dominio sobre la fuerza, un gran papel del gran Ip-Man, que nos deja boquiabiertos con su dominio de las artes marciales.

K-2SO (Alan Tudyk) es un androide del Imperio, al que han reprogramado para servir a la resistencia. El toque de humor de la película y un as en la manga para mejorar la relación entre Jyn y Cassian.

Y efectivamente no hay ningún Jedi, mas allá de los momentos de Darth Vader, pero en lo que han querido hacer hincapié es en que en la guerra contra el Imperio también lucharon hombres y mujeres normales que buscaba la libertad.

Me ha recordado muchísimo a las películas de la antigua trilogía, desde los personajes, hasta los uniformes, incluso el diseño de las naves espaciales.

Cómo contrapunto he de decir que me fastidia el uso de la recreación de personajes reales mediante ordenador, bien es posible que fuera necesario incluir al Gobernador Tarkin y que está bastante bien logrado, bastante mejor que otro de los personajes que aparecen al final de la película y también generado por ordenador, pero creo que no hubiera supuesto ningún trauma para los fans haberlo sustituido por otro actor.
Pero bueno la tecnología está ahí para ayudar al cine también.

Y poco más, os recomiendo que la veáis, sobre todo si os encantan las películas antiguas de Star Wars y si sois grandes fans de la saga os va a gustar muchísimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario